Esta cuestión ha sido y seguirá siendo supervisada de cerca por la ciencia. Si aparece una variante que interfiere con la respuesta de la vacuna, los fabricantes podrán adaptar rápidamente sus vacunas.