Sí. Ninguna vacuna es 100% efectiva y no sabemos si las vacunas disponibles hasta la fecha son capaces de prevenir la transmisión del virus. Además, mientras tengamos dosis insuficientes para vacunar a una gran parte de la población, siempre tendremos personas vulnerables y que puedan tener casos severos de COVID-19.